Saludables en tres pasos

La salud significa un completo estado de bienestar físico, mental y social. Adoptar un estilo de vida saludable te ayuda a vivir más plenamente el presente y mejorando tu calidad de vida, puedes garantizar un mejor mañana. Para mantener la salud es importante esforzarse, para conseguir una vida en equilibrio.

Este equilibrio incluye mantener 3 aspectos básicos:

1. EJERCICIO

El ejercicio debe practicarse de tres a cinco días por semana por 30 minutos mínimo. El tipo de ejercicios depende totalmente de tus gustos y posibilidades, generalmente se recomiendan deportes en equipo como el futbol, basquetbol, entre otros que implican convivir con los demás. Otra opción es la caminata, trotar o pasear en bicicleta. Cualquiera que sea la actividad que elijas, recuerda que la constancia es fundamental, practícala y observarás muy buenos resultados.

2. ALIMENTACIÓN

La alimentación saludable depende fundamentalmente de la calidad de los alimentos que consumes diariamente. “ES MEJOR CALIDAD QUE CANTIDAD.”

Debes incluir en cada comida alimentos que sean nutritivos y en porciones adecuadas según tu edad, para esto toma encuentra los siguientes puntos:

  • Hacer tres comidas al día y dos bocadillos.
  • Procura comer alimentos naturales, sin químicos ni azúcar agregada, y no comida chatarra ya que esta deteriora nuestra salud.
  • Consume frutas y verduras diariamente, y mantente hidratado, procura siempre llevar contigo una botella de agua.

3. CONVIVENCIA

La convivencia es un aspecto muy importante para mantener equilibrada nuestra salud, y aún durante estos tiempos difíciles es recomendable no olvidarlo. Realiza actividades recreativas que te permitan divertirte y distraerte. Puedes apoyarte en diversas herramientas de comunicación como a través de video-llamadas, la lectura en familia, juegos de mesa, dibujar o pintar. Siempre se puede usar la imaginación y buscar un espacio para distraerte y pasar un rato agradable en casa con la familia.   

Al poner en práctica estos tres elementos estaremos formando un hábito saludable, recuerda que un hábito se cera con la repetición constante de cierta acción o rutinas, al mantener en práctica estos hábitos lograrás adquirir un estilo de vida saludable y esto te acompañará para toda la vida. El reto ahora es comenzar a mejorar tu salud siguiendo estos tres pasos, puedes comenzar poco a poco e invitar a toda la familia y amigos a que se unan, por una mejor calidad de vida.