Te Queremos Saludable

Sobrellevar el estrés: Las pandemias pueden ser estresantes

El brote de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) puede resultar estresante a algunas personas. El temor y la ansiedad con respecto a una enfermedad suelen ser agobiantes y generar emociones fuertes tanto en adultos como en niños. Es importante encontrar la manera en la que tú y tu  familia puedan reducir el estrés.

El estrés durante el brote de una enfermedad infecciosa puede incluir:

  • Temor y preocupación por su salud y por la de tus seres queridos.
  • Cambios en los patrones de sueño o alimentación.
  • Dificultades para dormir o concentrarse.
  • Adormecimiento por problemas de salud crónicos.
  • Incremento problemas de salud mental.
  • Aumento  en el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas.

Cada uno reacciona de manera distinta a las situaciones de estrés

La forma en que respondes al brote puede depender de tus antecedentes, de los aspectos que te diferencian de otras personas y de la comunidad en la que vives.

Las personas que pueden responder con mayor intensidad al estrés de una crisis incluyen:

  • Adultos mayores y personas con enfermedades crónicas que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Niños y adolescentes.
  • Personas que están colaborando con la respuesta al COVID-19, como médicos, otros proveedores de atención médica y personal de respuesta a emergencias.
  • Personas con enfermedades mentales, incluidas las personas con trastornos por abuso de sustancias.

 

Cuídate y cuida a tu comunidad

Cuidarse y cuidar a tus amigos y a su familia pueden ayudarte a lidiar con el estrés. Ayudar a otras personas a combatir el estrés también puede contribuir a fortalecer a tu comunidad.

Formas de lidiar y combatir el estrés

  • Tómate descansos y deja de leer o escuchar las noticias. Esto incluye redes sociales. Escuchar hablar de la pandemia reiteradamente puede afectarte.
  • Cuida tu cuerpo.
  • Toma un tiempo para relajarte. Trata de hacer otras actividades que disfrutes.
  • Comunícate con otras personas. Habla con las personas en quienes confías sobre tus preocupaciones y cómo te estás sintiendo.